Buscar:

sábado, 16 de febrero de 2013

Muchacha con un jarro de agua, Vermeer, 45,7 X 40,6 cm, 1889


Jean Vermeer, VERMEER
Título: Muchacha con un jarro de agua, (hacia 1663)
METROPOLITAN MUSEUM OF ART, NUEVA YORK
Donativo de Henry G. Marquand, 1889
Técnica: Óleo sobre tela, 45,7 X 40,6 cm



·         Muchacha con un jarro de agtla) realizado hacia 1663, es de lo mejor de Vermeer, y un ejemplo sorprendente de la paradoja que encierra casi toda su obra. Verdadero pintor holandés, Vermeer enfatizó las formas externas, el cañamazo de la vida.temporal, con una fidelidad de composición y una sólida tranquilidad de emociones. Además, su obra floreció durante la época de Descartes, de Leibniz y de Newton, una época de raciocinio y de ecuanimidad. Pero, al mismo tiempo, sus obras tienen una cualidad extrañamente transfigurada que casi desmiente su indiferencia a cualquier intención mística. Vermeer fue, posiblemente, el primer pintor que ha utilizado una técnica verdaderamente de plein-air, captando la luz diurna como fuente de iluminación.

Pero el resplandor que penetra por la ventana escarchada de Muchacha con un jarro de agua crea una poesía ultraterrena, favorecida por la actitud de la figura y por el detalle, casi artificialmente neto, de los objetos. Parece seguro que Vermeer utilizó una cámara oscura, artilugio corriente en la época, para ayudarse en la composición y perspectiva. La imagen reflejada en la parte posterior de la cámara aclaraba los problemas visuales complejos alojo desnudo. Posiblemente, el uso de la cámara oscura fue una de las causas de la calidad formal y cautivadora de las composiciones de Vermeer.

Sin embargo, su especial equilibrio es inconfundiblemente holandés, e incluso está claramente vinculado con la austeridad abstracta de Piet Mondrian, en el siglo xx.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores