Buscar:

lunes, 20 de febrero de 2017

Paisajes urbanos con animales salvajes y niños, Wim Heldens


Escenas urbanas con animales y niños en paisajes que podrían calificarse de surrealistas, donde el color y las formas hiperrealistas son materia de inspiración del pintor holandés Wim Heldens.  El artista de Win nació en 1954 en Sittard, en el sur de los Países Bajos. Él mostró una fascinación obsesiva con el dibujo y había desarrollado un impresionante trabajo desde una edad temprana, cuando quiso ingresar como alumno a varias academias, sin embargo, y para asombro, no fue admitido. 
pintura-paisajes-urbanos-hiperrealismo-niños-animales
Pintura contemporánea urbana con gran influencia del surrealismo psicológico
Retrato hiperrealista con zorro, oso negro y niña caminando por la calle  


Decepcionado, pero decidido, solicitó en 1974 en la “Kunstacademie” de Frankfurt Alemania, fue aceptado, pero cuando llegó la buena noticia, acababa de mudarse a Ámsterdam. Finalmente decidió que había probado su valor y por lo tanto prefería seguir su propio camino.
Los animales en una posición protectora de los niños, un lenguaje con un mensaje simbólico
 
Ganándose la vida de los encargos de retratos, Heldens desarrolló este exótico género de paisaje urbano con retratos de animales y niños como un medio para explorar la condición humana. Mientras que alrededor de él, la revolución modernista fue aceptada gradualmente como una norma general, Heldens exploraba técnicas del renacimiento, formas tridimensional y bidimensional, incluyendo patrones estructurales abstractos (la influencia de nociones abstractas de la forma está siempre muy cerca debajo de la superficie). Además, el tratamiento de la luz por los maestros de la pintura holandesa como Vermeer, Terborch y Nicolaes Maes mantuvo su fascinación.
Lea:
La pintura hiperrealista de Wim Heldens no traslada a un mundo futurista de ciudades devastadas tal vez por una guerra, de paisajes apropiados por animales salvajes y niños que no superan los diez años de edad que conviven en armonía.
Su obra revolucionaria comenzó a ser solicitada regularmente para exposiciones en galerías en los Países Bajos. Varios viajes a Italia en los años setenta fueron una gran estimulación; La mayor impresión de estos años fue la obra psicológica y dramática de Michelangelo Merisi da Caravaggio.
De otra lado del mundo, el descubrimiento del arte en Nueva York abrió un nuevo campo de estimulación y experiencia. En el período 1990 - 95 Heldens dividió su tiempo entre Nueva York y Ámsterdam, mezclándose fácilmente con la excitante comunidad artística estadounidense donde, en un par de meses, vio su obra en la galería Henoch en SoHo, expuso en la galería de Ganymede y en el estudio abierto PS122, ambos en ciudad de Nueva York.
La amplia variedad de tendencias, desde el abstracto a través del arte pop hasta el realismo fotográfico, que vio en el East Village, donde tenía un estudio, le dio la libertad interior y la confianza para seguir y desarrollar su realismo psicológico. Él veía su estilo personal como un posible camino para abrir puertas después de que el modernismo había perdido la mayor parte de credibilidad.
Pintó varios retratos para encargos, entre otros para el coleccionista Raymond Saroff, que posee una impresionante colección de arte nativo americano. En 1995 Heldens participó en la exposición “Representación representada” en el Museo Arnot de Elmira (NY) junto con Janet Fish, Gregory Gillespie, Paul Cadmus, Claudio Bravo y Michael Leonard, donde la contribución de Heldens atrajo mucha atención. Desde 1995 en adelante, Heldens se centra cada vez más en Amsterdam, donde encontró cada vez más demanda para sus paisajes urbanos psicológicos. 
Lea:

En 1998 decidió alejarse de las comisiones de retrato para poder concentrarse en una expresión más versátil del drama humano en la vida contemporánea. A lo largo de los años, la psicología detrás de su trabajo se hizo gradualmente más compleja y ambigua, fusionado con con una técnica que se desarrolla continuamente. 
Sus pinturas hiperrealistas están en prestigiosas en colecciones privadas en Holanda, Inglaterra, Alemania y Estados Unidos, y en colecciones públicas como el Hospital Académico y del Banco ING de Amsterdam, del Banco Nederlandse Gemeenten, el Ayuntamiento de Sittard y los museos de Arnot Art, Elmira de Nueva York. En 1998 ganó el Premio Menena Joy Schwabe en The Mall Galleries en Londres, en 2011 y ganó el Primer Premio BP Portrait Award, en la National Portrait Gallery de Londres.
Lea:

La pintura hiperrealista de Wim Heldens no traslada a un mundo futurista de ciudades devastadas tal vez por una guerra, de paisajes apropiados por animales salvajes y niños que no superan los diez años de edad que conviven en armonía.


La devastación, basura caos, paredes con grafitis, son parte de los paisajes urbanos de Heldens, donde los protagonistas de la acción en esta caso son niños, osos, zorros, leones, búfalos, monos y otros animales que se han tomado la urbe como su hábitat natural.

La devastación, basura caos, paredes con grafitis, son parte de los paisajes urbanos de Heldens, donde los protagonistas de la acción en esta caso son niños, osos, zorros, leones, búfalos, monos y otros animales que se han tomado la urbe como su hábitat natural.
Heldens es uno de esos artistas que saben desde el principio lo que quieren hacer. Para él, la pintura es un análisis psicológico, una narrativa de la vida interior y la experiencia. Su realismo, que está arraigado en la pintura del renacimiento pero nunca un “pastiche estilístico”, da forma a la condición humana en la vida moderna.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores